Publicado: 17 de Marzo de 2017

Ante la pasividad de la CNMC, los operadores han tenido que arremangarse y ponerse a hacer zanjas y a tirar cable (o a comprar otros operadores) si querían ofrecer a sus clientes velocidades de internet del siglo XXI. No será hasta el año que viene cuando los rivales de Movistar puedan acceder a su fibra mediante un acceso mayorista regulado en toda España salvo en ciudades con suficiente competencia.

Pero hoy Vodafone ha anunciado la firma de un acuerdo con Telefónica que podemos considerar directamente histórico y de gran transcendencia para el sector de las telecomunicaciones en España. El operador rojo podrá hacer uso de la fibra de Movistar en todo el país de manera inmediata para ofrecer sus servicios, incluso en esas poblaciones que se quedaron fuera de las obligaciones que impuso el regulador.